Juno y el embarazo en adolescentes

Juno

Dir. Jason Reitman / EEUU / 2007 / 96 min.

En el cine hay una categoría para cierto tipo de películas. Se trata de las películas llamadas coming-of-age, que en español se conocen como “de madurez”, “de iniciación” o “de aprendizaje”. Son las películas en las que un personaje atraviesa por un cambio radical. Este tipo de cine nos toca a todos porque lo que está en juego es el crecimiento del ser humano. Por eso los personajes de estas películas deben usar el aprendizaje que esta experiencia les deja para ser mejores. Sin embargo, ¿por qué este tipo de cine nos toca en lo más profundo? Porque nos habla de aquellos momentos en los que perdimos la inocencia.

El Club de Cine de la Cato presenta Juno por ser un buen ejemplo de este tipo de cintas, pero también por ponernos a debatir sobre el tema central que nos presenta: el embarazo en adolescentes.

Ellen Paige, en el papel de Juno MacGuff, la protagonista adolescente que descubre que su amigo y admirador la ha dejado embarazada, debe decidir qué hacer; y nosotros, con ella. La decisión no es fácil, puesto que de por medio están sus sentimientos, sus padres, sus amigos, el qué-dirán y, en general, los condicionamientos que nos impone la sociedad, en torno a lo que es la familia, pero también en torno a asuntos más abstractos, como son el amor, la responsabilidad e incluso el futuro.

Un concepto que engloba este enigma sería el de “incertidumbre”. Pero no basta. Según Juno, una manera más provechosa sería pensar el embarazo en adolescentes como algo menos dramático y quizá más práctico. Se debe escoger el camino que tome en cuenta el estado emocional, mental y físico de la persona, así como sus relaciones inter e intrapersonales. En este sentido, la película argumenta por una opción más “individualista”. Pero, ¿el tener o no un bebé no es precisamente eso?

Es verdad que se debería considerar el entorno al igual que las exigencias que impone la sociedad para regenerarse a sí misma. Sin embargo, para una adolescente que todavía no acaba la secundaria, ¿cuáles son los caminos posibles que puede tomar y que a la vez no le causen tanto daño?

Juno es una película que hay que ver por la habilidad que tiene para convertir algo fuertemente cargado de estigmas y expectativas en algo más íntimo, pero no por eso menos pesado.

En el Ecuador, las estadísticas apuntan a que cada vez más los adolescentes se ven menos protegidos, inician su vida sexual alrededor de los 12 años, y se quedan embarazados a edades en las que no pueden solventar lo que se supone sería una familia. Todos somos responsables de su bienestar, especialmente los adultos. No obstante, para Juno, quien más responsabilidad tiene es la familia, especialmente los canales de comunicación que puede o no abrir para que los jóvenes tengan mejores oportunidades de ser felices.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s